El ciervo más pequeño

•9 septiembre 2009 • Dejar un comentario

El zoo de Fuengirola reproduce por primera vez en España un ejemplar de venado que parece un ratón, una especie asiática en peligro de extinción

EL trineo de Papá Noel apenas se movería del suelo si estos ciervos tuvieran que tirar del él. En la báscula no llegan a pesar un kilo, tampoco lucen su tradicional cornamenta y su tamaño apenas supera al de un conejo convencional. Sin embargo, todas estas peculiaridades convierten al pequeño ‘tragulus javanicus’ (conocido por el común de los mortales como ciervo ratón) en una especie de extraordinario interés para los biólogos.

Estos mismos especialistas han conseguido reproducir por primera vez en España un ejemplar de esta especie procedente del sureste asiático. Lo han logrado en el zoo de Fuengirola, cuyos responsables dieron a conocer ayer la feliz noticia.

La cría, de veinte días, convive con su madre, procedente del zoo de Viena, y su padre, llegado desde el zoo británico de Colchester, ambos integrados en un programa coordinado de reproducción de esta especie en Europa, tal y como informó ayer el zoológico de Fuengirola.

La selva escondida

La familia se encuentra en la zona denominada ‘La selva escondida’ de este recinto, donde se recrea un bosque secundario nacido entre las ruinas de un templo en mitad de la selva asiática, y que está habitada por un centenar de aves, reptiles, anfibios y pequeños mamíferos.

El ciervo ratón menor debe su nombre a sus grandes ojos y a su pequeña nariz, que le confieren un cierto aspecto de roedor. Esta curiosa morfología le ha concedido un lugar destacado en los cuentos tradicionales de Oriente, en los que siempre se le otorga inteligencia. Por tanto, los responsables del zoo fuengiroleño han conseguido con su avance que la magia que rodea a este animal siga viva por más tiempo.

Estos animales son predominantemente nocturnos y solitarios, por lo que son muy difíciles de ver en la naturaleza. Su pelaje es marrón anaranjado en todo el cuerpo, aunque este color cambia a negro grisáceo en las patas traseras, y carecen de astas, pero los machos llevan colmillos que pueden resultar unas armas muy efectivas contra otros machos rivales.

Su hábitat es el bosque

Su pequeño tamaño y dieta frugívora (se alimenta sobre todo de frutos de los árboles) les permite vivir tanto en bosques primarios como secundarios, es decir, alterados por la acción del hombre. Sin embargo, la tala masiva de las selvas del sureste asiático y su sustitución por plantaciones de palmera aceitera amenazan el futuro de esta especie.

El nacimiento de este ejemplar de ciervo ratón se suma a las diferentes iniciativas que se llevan a cabo desde el Zoo de Fuengirola para preservar algunas especies en peligro de extinción. Una de estas actuaciones fue la campaña ‘Salvemos al Rinoceronte’, emprendida a principios de este año y cuya finalidad fue recaudar fondos para apoyar un total de 13 programas de conservación del rinoceronte que se llevan a cabo en Asia y África. Esta iniciativa también pretendía concienciar a la población de la gran amenaza de extinción que se cierne sobre estos animales.

Fuente: DiarioSur.es

Tortuga nariz de cerdo

•9 septiembre 2009 • Dejar un comentario

La tortuga boba papuana (Carettochelys insculpta),Tortuga de Ramsay o Tortuga de nariz de cerdo es una especie de tortuga fluvial de la familia Carettochelyidae. Posee un caparazón verde grisáceo, correoso y salpicado de hoyuelos, y un plastrón blando y atrofiado. Las patas, con uñas y en forma de aletas, se parecen a las de las tortugas marinas. Los jóvenes tienen el caparazón aserrado en los bordes y con una quilla central. La corta cabeza termina en un hocico ancho, tubular, carnoso, como de cerdo, y los ojos son grandes. Sigilosa por naturaleza, prefiere los ríos someros de curso lento, con el fondo de arena o de cieno, en el que se entierran. También puede adentrarse en hábitats estuarinos. Llega a medir 6 dm y a pesar 24 kg.

Fuente: Wikipedia

Pez Arquero

•9 septiembre 2009 • Dejar un comentario

Nombre científico: Toxotes jaculator
Subreino: Metazoos
Tipo: Vertebrados
Clase: Osteictios
Subclase: Actinopterigios
Orden: Perciformes
Familia: Toxótidos

Este fascinante pez es un perciforme de la familia de los toxótidos de poco más de 20 cm. de longitud. Presenta una coloración modesta en tonos plateados, con cuatro o cinco manchas oscura en listas verticales. Aunque no es su gama cromática la que sorprende a quien lo observa con detenimiento, sino su sorprendente comportamiento.

Este pez es conocido desde hace muchísimo tiempo en todo el sudeste asiático donde habita en aguas dulces. Dado que su carne no es especialmente sabrosa, pronto se le encontró otra utilidad: desde la antigüedad, en Java, se le cría con fines ornamentales en unos estanques especiales desde donde se le puede observar llevando a cabo su curiosa manera de procurarse el alimento.

Cuando el Pez Arquero observa un insecto posado o caminando en la rama de alguna planta que sobresalga del agua se aproxima lentamente hasta la presa y lanza sobre ella, y con una puntería asombrosa, un chorro de agua que derriba a la víctima haciéndola caer al agua, donde acaba devorándola.

Se ha comprobado que, en ocasiones, son capaces de acertar hasta a un metro y medio de distancia. El mecanismo que permite al pez arquero proyectar sus chorros de agua con tanta destreza y precisión, ha despertado desde siempre un interés especial.

El secreto está en la punta del hocico que presenta un canalillo, el cual acaba transformándose en un tubo que hace las veces de cañón cuando el pez aplasta violentamente la lengua contra él. Dicha lengua es extremadamente móvil y con la punta delgada para permitir toda la operación. Para trasladar el agua, desde su laringe al canalillo, el pez utiliza los opérculos comprimiéndolos rápidamente. El disparo final puede ser de una o varias gotas, o bien de un chorrito. El tipo de disparo lo regula mediante movimientos linguales.

Actualmente la cría del Pez Arquero se ha extendido por todo el mundo. Tiene una vida de una decena de años que disfruta apaciblemente aunque es bastante activo. Necesita, como mínimo, 100 litros de agua para sobrevivir en buenas condiciones; trataremos de mantener la temperatura a 23-28ºC, con un gH > 15º y un pH de 7-8. Para alimentarle es mejor usar pequeños insectos o alevines. Aunque no es demasiado exigente con las condiciones de mantenimiento, su cría es considerada como difícil.

Se recomienda proteger los fluorescentes del acuario para evitar que se estropeen ya que el pez tiene la costumbre de escupir sobre ellos.

Fuente: http://www.artropica.com/articulos/arquero.asp

Pies Grandes, Big Foot o Sasquatch, como prefieras…

•3 septiembre 2009 • Dejar un comentario

El sasquatch o big Foot (en castellano, pie grande) es una criatura legendaria cuya existencia no se ha llegado a probar, como ocurre con el monstruo del lago Ness y el Yeti.

La mayoría de los científicos piensan que las pruebas existentes no son lo suficientemente convincentes y generalmente las consideran como el resultado de mitología, folclore o identificación errónea. Muchos profesionales y académicos afirman que los estudios adicionales son una pérdida de tiempo, pero otros piensan que la evidencia actual puede ser escasa y que ha de evaluarse objetivamente a medida que se vaya presentando. Otros, incluyendo una subcultura activa, compuesta generalmente por aficionados, continúan investigando y consideran la existencia del sasquatch como descendiente del Gigantopithecus

Descripción
Los testigos generalmente indican características similares: una gran criatura simiesca bípeda, normalmente de una altura de 2,0 a 2,4 m. (6 a 7 p.) de aproximadamente 160 Kg con amplios hombros y estructura robusta. La cabeza es pequeña, puntiaguda y baja; en ocasiones, se habla de una cresta en la parte superior del cráneo. Los ojos se describen generalmente como pequeños y ocultos bajo una frente pronunciada. A excepción de la cara, manos y pies, una fina capa de pelo cubre su cuerpo, de color normalmente marrón o negro, aunque tiende a ser rojizo, arenizco o con brillos plateados.

Las enormes huellas, similares a un pie humano, le dieron su nombre. El ecologista Robert Michael Pyle las describe así: “Las huellas normalmente miden de 38 a 45 centímetros (15 a 18 pulgadas) de largo. Tienen cinco dedos, un músculo doble y un arco escasamente pronunciado”. Aunque Pyle no lo menciona, las huellas más discutidas son mucho más anchas que un pie humano, quizás de 18 ó 21 cm. (7 u 8 pulgadas) de ancho.

Se le asocia un desagradable y fuerte olor, semejante al de heces, alcantarillado o de sudor humano.

Los sonidos que emite se describen como similares a agudos chillidos o silbidos o gruñidos graves, al igual que el yeti, por lo que algunos criptozoólogos sostienen que podría ser una especie emparentada con el yeti, la cual quizá llegó a América a través del Estrecho de Bering durante la última glaciación, tal y como hicieron los ancestros de los pueblos amerindios y diversas especies de animales. También se cree que podría estar relacionado con la mítica criatura llamada wendigo.

Con respecto a su alimentación, el antropólogo Grover Krantz escribe que “muchos observadores han descrito los alimentos que consumen los sasquatch; pero es una cuestión de opinión saber cuántos de esos informes son exactos.” También agrega que “A grandes rasgos, lo describiría como omnívoro. Es principalmente un vegetariano y se puede describir como un carnívoro ocasional”

La mayoría de los avistamientos son nocturnos, lo cual hace pensar que se trata de una criatura nocturna. Algunos testigos mencionan algo que Pyle denomina como “brillo rojizo ocular”, similar al brillo de algunos animales nocturnos. Normalmente se avistan individuos solitarios, raramente en pares o grupos familiares y son más comunes los avistamientos de machos que los de hembras.

Etimología
Tal y como se emplea en este artículo, “sasquatch” y “bigfoot” son frecuentemente intercambiable en la literatura científica y popular, aunque las palabras tienen diferentes orígenes. Véase etimología de las palabras Pie Grande y Sasquatch.

Estudios formales
Antes de los informes de avistamiento del Pie Grande en el Condado Humbolt en 1958 y unos años después, la investigación activa se limitaba sobre todo a aficionados que tomaron varios puntos de vista y elaboraron trabajos que iban de lo sensato a lo absurdo. Véase Estudios formales de bigfoot.

Su influencia en la cultura popular
Ya sean criaturas verdaderas o no, el Pie Grande tiene un impacto demostrable como fenómeno cultural. La mayoría de la gente asimila rápidamente los significados de las palabras “Pie Grande” o “sasquatch” y se emplean para designar muchos productos, como Monoss, monopatines, esquíes, un motor de búsqueda de Mononet y los monster truck.Tambien ha salido como un mod en GTA:San Andreas

Se ha escrito mucho sobre el tema, con una amplia variedad de puntos de vista: desde espeluznantes tabloides hasta un pequeño número de estudios serios. Se han realizado diversas novelas y, por lo menos, una película, así como un personaje de tiras cómicas de la compañía Marvel Comics, llamado Sasquatch.

En el videojuego de Capcom, llamado Darkstalkers, aparece un personaje llamado Sasquatch.

En Los Simpsons (serie de dibujos animados) hay un capitulo donde se confunde a Homer con el pie grande.

Turismo
Existen convenciones anuales relacionadas con el bigfoot. Esta criatura desempeña un papel importante en el turismo en el noroeste de los Estados Unidos; por ejemplo, existe una festividad llamada el “deslumbramiento anual de sasquatch” (Sasquatch Daze) en Harrison Hot Springs, British Columbia. Napier escribe que “el bigfoot se ha convertido en un gran negocio en algunas partes de Norteamérica… no se puede considerar como un mero fenómeno natural que se pueda estudiar con las técnicas de las ciencias naturales; su influencia forma parte del folclore” (citado en Pyle, 160)

Leyes
Con respecto al sasquatch, el condado de Skamania, en Washington, aprobó una ley 1969 por la que “cualquier agresión deliberada e infundada a tales criaturas será juzgada como un delito” sujeto a multa o a pena de prisión. El hecho fue que esta legislación (aprobada el 1 de abril) no pasó desapercibida para el público, y Conrad Lundy, comisionado del Condado, declaró: “esto no es una broma del Día de los Inocentes… hay razones para pensar que tal animal existe” (citado en Pyle 278). Hunter y Dahinden declaran que “la conjetura de las autoridades del Condado de Skamania causaron mayor interés hacia el Pie Grande, más que distracción…”

Fuente: Wikipedia

Pez Payaso

•7 agosto 2009 • Dejar un comentario

El pez payaso se caracteriza por sus intensos colores rojo, rosa o naranja y blanco. Procede de los arrecifes de coral del Indopacífico y vive conjuntamente con las anémonas, teóricamente una especie depredadora, de la que obtiene una protección frente a posibles atacantes. A cambio, el pez payaso ofrece la posibilidad de ingerir las sustancias perjudiciales para la anémona.

Fácil de obtener, es un pez de mantenimiento sencillo, por ello, todas sus variedades constituyen una buena opción para acuarios. Se trata de una especie carnívora, que necesita un ligero aporte vegetal en su dieta. En su medio natural los peces payaso persiguen a sus pequeñas presas.

Hábitat

El pez payaso es nativo de una amplia variedad de aguas cálidas en el Océano Pacífico, por lo general no se puede encontrar ninguno en el Océano Atlántico. Los peces payasos viven en una relación mutua con las anémonas de mar, o en algunos casos también pueden convivir con corales. Una vez que este pez se instala en una anémona o coral, lo defiende enérgicamente. Sin embargo, los peces payasos pueden vivir bien sin una anémona en un acuario, ya que estas son difíciles de mantener en cautividad. Además, en un acuario que carece de predadores no es necesaria.

La anémona tiene un papel importante para el pez payaso sólo en su hábitat natural, ya que la vida en los arrecifes es peligrosa para peces pequeños, con colores llamativos y poca habilidad para nadar. Por esta razón los peces payasos nunca se alejan mucho de su vivienda. Incluso en un acuario, donde no tienen que buscar comida, es muy común que permanezcan entre 15 o 30 centímetros de distancia de su casa durante toda su vida.

El pez payaso y el pez doncella son las únicas clases de peces que pueden sobrevivir a las potentes picaduras de una anémona. Hay varias teorías de cómo lo logran.

La primer teoría, es que la capa de légamo del pez tiene una base de azúcar en vez de proteínas, de esa manera las anémonas no reconocen al pez como comida y no liberan su nematocito (órgano urticante de los cnidarios).

La segunda teoría, es que la cubierta mucosa del pez imita a la de la anémona. Esta teoría se ha visto reforzada por el hecho de que el pez tarda varios días en adaptarse a una nueva especie de anémona. Pero cuando el pez se muda a otra anémona de la misma especie no hay período de adaptación.

La tercera teoría, sostiene que los movimientos únicos diferentes a los de otros peces hacen saber a la anémona que no son comida. Esta teoría se ve reforzada por el hecho de que los peces payasos jóvenes no pueden sobrevivir mucho tiempo sin la protección de una anémona, y aunque no tienen una cubierta que los proteja, buscan refugio inmediatamente en una anémona compatible y no reciben ninguna picadura.

No todas las anémonas son buenos hogares para los peces payasos, algunas los pican y se los comen. También hay especies particulares de peces payasos que sólo pueden utilizar cierta especie de anémonas. En cautiverio, algunas especies de peces payasos se adaptan a otras especies de anémonas esta especie esta enriesgo critico de extincion por que destruyen su habitat.

Reproducción

El pez payaso es un protandrous hermafrodita, esto quiere decir que su sexo se determina según su entorno y madurez (esto ocurre entre los 12 y 24 meses de edad). También puede quedar sexualmente inmaduro, o convertirse en macho y luego en hembra. Un grupo de peces payasos se desarrolla con una jerarquía en la que la hembra (más grande y agresiva) es quien manda. En estos grupos se da un cambio de joven a macho y de macho a hembra; de esta manera cada vez que la hembra dominante muere o la expulsan del grupo, el macho más dominante cambia a hembra, y el resto de los machos cambian de rango en la jerarquía.

En acuarios, los peces payasos jóvenes de unos pocos meses de edad pueden hacer el cambio de joven a macho y de macho a hembra en el período de un mes. Por eso, buscar parejas de peces payasos puede ser un poco complicado. Si por error se escogen dos hembras, estas tenderán a pelearse. Cuando se elige la pareja correcta, el macho se mostrará sumiso en su comportamiento. Normalmente este comportamiento se debe a que la hembra se muestra agresiva con el macho.

Fuente: Wikipedia

Pez Loro

•7 agosto 2009 • 1 comentario

Los Scaridae (escáridos) o peces loro es una familia de peces marinos incluída en el orden Perciformes. La mayoría son especies tropicales, distribuidas en arrecifes de coral del mar Rojo, océano Atlántico, océano Índico y océano Pacífico. Su nombre deriva del griego skairos, que significa saltar, debido a su capacidad para saltar y golpear con la cola. Son muy similares a la família de los lábridos.

Se les denomina peces loro por su particular dentición: sus numerosos dientes se agrupan en un paquete compacto fusionados en una estructura que se asemeja al pico de los loros, que usan para roer el coral y rocas, arrancando así las algas de las que se alimentan. No son totalmente herbívoros, pues también roen también pequeños invertebrados moluscos que viven entre el coral. Tras digerir los trozos de roca y coral que comen defecan arena, siendo una importante fuente de la arena que se acumula en las playas de islas y atolones en los arrecifes coralinos.

pezloro.jpg image by ester00000000

Muchas especies presentan llamativas coloraciones, por lo que son muy apreciados en acuariología marina. Sin embargo su mantenimiento es muy dificultoso, pues su necesidad de roer coral vivo hace que su crecimiento en acuario sea muy lento, aparte de que pierden en cautividad parte de su fuerte coloración .

Fuente: Wikipedia

Los Camaleones 1ª Parte

•7 agosto 2009 • Dejar un comentario

Los camaleones (Chamaeleonidae, del griego chamai, ‘en la tierra’, ‘en el suelo’ y del latín, leo, ‘león’; ‘león de tierra’) son una familia de pequeños saurópsidos (reptiles) escamosos. Existen cerca de 160 especies de camaleones, la mayor parte de ellas en África al sur del Sáhara. En América se llama a menudo camaleones a lagartos de la familia de los anoles, que no guardan ningún parentesco especial con los verdaderos camaleones.

Son famosos por su habilidad de cambiar de color según las circunstancias, por su lengua rápida y alargada, y por sus ojos, que pueden ser movidos independientemente el uno del otro.

El grupo es bastante antiguo, ya que se conocen fósiles de camaleón procedentes del Paleoceno. La familia está emparentada con la de los agámidos.

Características físicas

Los camaleones varían grandemente en tamaño, desde los pequeños camaleones de la familia Brookesia los cuales tienen como 10cm de largo hasta los grandes de 60 cm Calumna parsonii. La especie más pequeña vive en el monte Mulanje en Malawi es el Brookesia minima y en su fase adulta difícilmente supera el centímetro y medio. Muchos de ellos tienen adornos en la cabeza o en la cara como protuberancias nasales e incluso cuernos como en el caso del Chamaeleo jacksonii o largas crestas en la parte superior de la cabeza como el Chamaeleo calyptratus. Muchas especies presentan dimorfismo sexual y los machos suelen estar más adornados que sus pares femeninas.

Las características principales que son compartidas por toda la familia son la estructura de sus patas, los ojos, la falta de oído y la lengua.

La familia tiene cada pata divida en dos “dedos” principales con un suave recubrimiento al centro. Estos dedos están equipados con fuertes garras que le dan tracción para trepar en troncos y ramas. Algo interesante en los camaleones es que ellos tienen dos garras en la parte exterior y tres en la parte interior en las patas delanteras. En cambio, en la patas traseras la disposición de los dedos es contraria a la de las patas delanteras.

Los ojos es lo que más los distingue entre los reptiles. Cada ojo está recubierto por un párpado que deja libre sólo una pequeña área circular en el centro, la correspondiente al iris y la pupila. Pueden mover sus ojos, grandes y globosos, independientemente, lo cual les brinda una visión de 360° alrededor de su cuerpo. Cuando la presa es localizada ambos ojos pueden enfocarse en la misma dirección dándoles una visión estereoscópica y una percepción de profundidad.

Los camaleones no poseen órgano de Jacobson y como las serpientes no poseen oído externo u oído medio y al parecer son sordos; al menos, ellos no pueden detectar las vibraciones que viajan por el aire.

Se mueven con extrema lentitud. Para atrapar a su presa utilizan la lengua, la cual puede ser extremadamente larga y que muchas veces supera en longitud a su propio cuerpo. Consiguen lanzar su larguísima lengua como un proyectil, con una velocidad y distancia sorprendentes, hasta casi un metro en algunas especies. Con su punta pegajosa atrapan los pequeños animales, principalmente insectos, de los que se alimentan, ingiriéndolos inmediatamente enteros, como es común en los reptiles. Sólo con la ayuda de la fotografías de alta velocidad es posible observar ese proceso en detalle.

Su piel es rica en queratina, lo que presenta una serie de ventajas (en especial, la resistencia), pero que, lo mismo que en otros reptiles, exige mudas periódicas como única forma de restaurarla.

Reproducción

Los camaleones son ovíparos. Una vez que la hembra está lista para colocar los huevos(3-6 semanas después de la fecundación), desciende hacia el suelo y comienza a excavar un hueco de 10 a 30 centímetros dependiendo la especie. Luego, entierra los huevos y deja el lugar. La cantidad de huevos depositados varía de especie en especie desde el brookesia con 2 a 4 huevos hasta el chamaeleo calyptratus que se sabe pone de 80 a 100 huevos. Los huevos tardan en incubar de 4 a 12 meses con excepción de del calumma parsonii, en esta especie la incubación puede durar de 18 a 24 meses. Los camaleones suelen alcanzar la madurez sexual en menos de un año (dependiendo de la especie) y pueden vivir del orden de 4 ó 5 años, si bien algunas especies de gran tamaño como los Chamaeleo melleri y los Calumma parsonii pueden llegar hasta los 15 años.

Algunas especies de camaleones como el Chamaeleo jacksonii y el Chamaeleo fuelleborni son ovovivíparos y dan a luz crías vivas. El tiempo de gestación puede variar de 4 a 6 meses dependiendo la especie.

Fuente: Wikipedia