Peleas de Gallos


Características

Normalmente se lleva a cabo en una arena palenque, o coliseo, donde el ave que demuestra mejores cualidades en el combate se declara como ganadora. En la mayoría de los casos se realizan apuestas sobre el resultado de la contienda. Los gallos de pelea son criados y entrenados especialmente para este propósito.

En algunas regiones las riñas de gallos son equipadas con espolones artificiales de plástico, hueso de pescado, carey, acero, que permiten que las aves puedan herir a su oponente más fácilmente que con sus espolones naturales. En otras variaciones de riña, los espolones naturales son cubiertos con una envoltura para prolongar los combates. La riña sin espolones artificiales o sin envoltura en los mismos se le denomina como pelea a “talón desnudo”. Otra modalidad de arma en la riña de gallos, es la utilización de una navaja en la pata izquierda del animal, con medidas y formas variables (desde 1/4 pulgada hasta 4 pulgadas), suplantando de este modo, a su arma natural de pelea, esto se lo practica en Estados Unidos, México, Nicaragua, Honduras, Perú y Filipinas. En el resto de América se realiza esta actividad con espuelas naturales o artificiales.

Legalidad

Las peleas de gallos son legales en la mayoría de países latinoamericanos, así como en Islas Canarias (en el resto de España están prohibidas), y en países de Asia como Filipinas. En muchos otros lugares, las peleas de animales están estrictamente fuera de la ley, basadas en la oposición a las apuestas, la crueldad animal, o ambas.

Estados Unidos

En los Estados Unidos, las peleas de gallos fueron prohibidas en los 50 estados. El último en ilegalizarlas fue Louisiana. Treinta estados y el Distrito de Columbia han declarado ilegal la posesión de gallos con propósitos de pelea. También es ilegal ser espectador de una pelea de gallos en 40 estados. A nivel federal el Acta de Protección de Animales establece como ilegal el transporte interestatal de gallos a áreas que prohíben las peleas de gallos.

Aun cuando las peleas de gallos son ilegales en la mayor parte de Estados Unidos, se sabe que toman parte peleas de gallos ilícitas a nivel nacional. La aplicación de la ley ha indicado que apuestas ilegales se llevan a cabo en las peleas de gallos, y que miles de dólares cambian de manos durante estos eventos. Los ingresos de las peleas normalmente no se reportan en la recaudación de impuestos. Las autoridades también han notado que la distribución de drogas ilegales está conectada a las peleas de gallos: investigaciones de actividades sobre tráfico de drogas usualmente conducen a peleas de gallos.

En el territorio norteamericano de Puerto Rico, a diferencia de en los Estados Unidos, las peleas de gallos son consideradas un deporte y forman parte de cultura del pueblo, contando así con ciento veintiocho establecimientos llamados galleras para el desarrollo de este deporte o costumbre de pueblo.

Europa

En España están prohibidas a excepción de en Canarias, donde están permitidas solo en aquellas localidades donde se hayan ido celebrando tradicionalmente. Algunas organizaciones ecologistas y políticas se oponen a que se celebren este tipo de actividades. Las apuestas son ilegales, si bien siguen en algunos sitios siguen realizándose con normalidad.

En el caso de la Inglaterra antigua, las peleas de gallos, junto con el deporte barbárico de lanzamiento de gallinas, era la diversión principal en el Shrove Tuesday (día martes feriado). Sin embargo, la opinión pública se declaró en contra de estos deportes de una manera inequívoca.

La prohibición de las peleas de gallos ha dado ha lugar a la cría de castas desarrolladas para demostraciones del espectáculo u otros propósitos, siendo notables las razas Modern Game (su característica son piernas extremadamente largas) y Old English bantam (esta entre las razas más pequeñas de gallinas). Un ejemplo más importante es el Cornish (desarrollado a partir de la casta Asil) que forma parte de la cría de Fryer/Broiler.

Latinoamérica

En México, aunque en la capital están prohibidas, las peleas de gallos forman parte de un lucrativo negocio que las combina con espectáculos musicales en casi todas las ferias y fiestas regionales y se llevan a cabo en recintos llamados palenques de gallos. Estos constan de un ruedo hecho de madera cuyo centro se encuentra repleto de tierra compactada para el mejor desempeño de los gallos. En el centro es marcado un cuadro con cal de 4 metros por lado y unas líneas que atraviesan de centro a centro cada lado. Finalmente es marcado el último cuadro en el mero centro de esta arena que mide 40 cm de lado y es donde son introducidos los gallos cuando ya no pueden combatir de lejos. Los estados de México donde son más comunes son Aguascalientes, Jalisco y Sinaloa.

En el Perú también están permitidas; el espectáculo se lleva a cabo en Coliseos, los cuales tienen como ambiente principal a un ruedo de arena o de dos ruedos como es el caso del Coliseo de Gallos de Pico y Espuela “Monumental” de San Juan de Lurigancho, en Lima, accediendo a este por medio de tres ingresos (Juez, derecha e izquierda); de estos últimos emergen los gallos con sus respectivos careadores, y el juez tiene como elemento principal de careo una tabla de madera.

En la República Dominicana esto se ha convertido en un deporte legal, donde varios entrenadores llevan sus ejemplares a lugares llamados “galleras” y donde se apuesta dinero. Aquí no es cosa rara ver a deportistas de grandes ligas disfrutando de las peleas de gallos, y a grandes empresarios e industriales.

En este mismo país se llama “trabero” a quien cuida o da entrenamiento al gallo, “gallera” al lugar donde se echan las peleas, “traba” al lugar donde se crían y se entrenan estos animales y “coliseo” a una gallera de un nivel mucho alto. Solamente hay dos coliseos: uno en Santo Domingo (su capital) y otro en Santiago de los Caballeros.

Han habido torneos patrocinados por compañías millonarias e invitaciones de galleros de Puerto Rico a participar en dichos torneos. Hay que destacar que las peleas de gallos es común en República Dominica y está regulada por el ayuntamiento de su municipio cabecera.

En el año 1996 el gobierno por ley prohibió el uso de las espuelas hechas con concha de carey y se introdujeron para la venta las espuelas plásticas en todo el país, esta medida era para proteger el carey que se encuentra en vía de extinción.

Anuncios

~ por mycrosystem en 7 julio 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: